Archivo de la categoría: Comunicaciones militares

Ejercicio de interoperabilidad de comunicaciones en HF “Pacific Endeavor 13″

Durante los días 25 y 26 de agosto se ha desarrollado el ejercicio “Pacific Endeavor 13″, organizado en el marco del Programa Multinacional de Interoperabilidad de Comunicaciones (MCIP, Multinational Commmunications Interoperabiity Programme), dependiente del Mando del Pacífico de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, US PACOM. Debido a las enormes distancias existentes en el teatro de operaciones del Pacífico, el US PACOM ha de confiar en las comunicaciones por satélite y por radio para coordinar a sus fuerzas. Por este mismo motivo, su oficina J-6 gestiona varios programas diseñados para mejorar la interoperabilidad de las comunicaciones con naciones amigas, entre los que se encuentra el MCIP, cuyo objetivo principal es el desarrollo de directrices y procedimientos de comunicaciones durante operaciones multinacionales, orientados al apoyo a operaciones de emergencia de asistencia humanitaria para salvar vidas.

Organización del ejercicio

Pacific Endeavor es realmente un seminario de dos semanas de duración organizado en el seno del programa MCIP, en el que se realizan ejercicios, evaluaciones de la interoperabilidad entre sistemas de comunicaciones y demostraciones tecnológicas, fomentando el establecimiento de relaciones entre profesionales militares, universitarios, gestores de emergencias, gubernamentales y de la industria de las telecomunicaciones.

Considerando las lecciones aprendidas tras la catástrofe provocada por el tsunami de Japón en 2011 y en el seno de dicho seminario, se organizó el ejercicio “Pacific Endeavor 13″, en el que se utilizarían los estándares de la Unión Internacional de Radioaficionados (IARU) para el establecimiento de comunicaciones de emergencia. Es decir, se trató de un ejercicio de interoperabilidad de comunicaciones de emergencia con el Servicio de Radioaficionados.

En el escenario contemplado en el ejercicio, miembros voluntarios del Sistema Auxiliar de Radio Militar de Estados Unidos (MARS, Military Auxiliary Radio System)  deberían establecer comunicaciones por radio HF con radioaficionados de un país asiático ficticio denominado “Pacífica”, ubicado realmente en Nepal, con el objetivo de recopilar información sobre una supuesta emergencia. MARS es un programa patrocinado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, que se establece a nivel operativo y gestión de forma separada a través del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, en el que están adscritos unos 5000 radioaficionados de este país con el objetivo de proporcionar comunicaciones auxiliares a las Fuerzas Armadas cuando así sean requeridos.

La información recopilada por los operadores de MARS debería ser trasladada al US PACOM y a la Oficina del Jefe de Información del Pentágono, a través de un blog abierto para mensajería internacional, operado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos. Así mismo, se planteó la posibilidad de retransmitir imágenes de televisión de barrido lento (SSTV, Slow Scan Television) procedentes de la supuesta zona de emergencia.

Los operadores de MARS deberían trabajar desde algunos emplazamientos estratégicos, como Okinawa y Hawaii, explorando las bandas de HF del Servicio de Radioaficionados en torno a las frecuencias centrales de actividad de emergencia definidas por la IARU, en busca de estaciones del país afectado que pudieran proporcionar información sobre la emergencia.

Desarrollo del ejercicio

Todos los supuestos del ejercicio fueron teóricos salvo una incidencia real: se produjo un corte de suministro eléctrico en “Pacífica”, que obligó al Dr. Sanjeeb Panday y al resto de operadores de la estación de radioaficionado nepalí 9N1AA a trabajar con baterías y una potencia de transmisión de tan sólo 25 W. No obstante, esta potencia fue suficiente para establecer un enlace de datos digital por HF con Afganistán, donde se encontraba operando el miembro de MARS Tim McFadden, durante un periodo de unas tres horas.

“Tuvimos estaciones monitorizando desde los Estados Unidos continentales, Hawaii, Japón, Alemania y Afganistán”, informó Paul English, oficial del Programa MARS del Ejército. “Se consiguió una recepción intermitente de PSK desde Alemania y Estados Unidos, pero un enlace estable entre Nepal y Afganistán”. Dos horas y veinte minutos tras el inicio del ejercicio, se restableció el suministro eléctrico en la zona y se consiguieron enlaces de voz marginales desde Nepal a Alemania y Afganistán durante reducidos periodos de tiempo, debido a las condiciones cambiantes de propagación. “Fuimos capaces de remitir varios informes al Mando del Pacífico y respondimos puntualmente a las solicitudes de información recibidas”, añadió English.

Espectro de una transmisión en PSK-31 (EA2BAJ)

Las comunicaciones de datos se establecieron utilizando el modo digital PSK-31, que se basa en el empleo de modulación de fase, con ancho de banda reducido y muy resistente a los desvanecimientos propios de los canales de comunicación en HF. La tasa de transmisión de datos de este modo es de 31 baudios, suficiente para establecer una comunicación de chat teclado a teclado con un nivel de fiabilidad elevado.

Tim McFadden, que prestó su servicio militar durante 31 años y que tan sólo llevaba un mes como operador de MARS al participar en este ejercicio, decidió obtener su licencia de radioaficionado tras ver operar a un compañero militar en un pileup con tan sólo 100 W, mientras ambos estaban desplegados en Turquía durante los primeros días de la Guerra de Iraq de 1991. Actualmente trabaja en una contrata del Ejército norteamericano en Afganistán, desde donde opera con una antena delta loop casera y una G5RV instalada en V invertida para su transceptor Yaesu FT-897D.

El informe preliminar refleja que un total de 60 estaciones se registraron en la sede central de MARS en Fort Huachuca y en la regional de Alemania. Todas las estaciones utilizaron sus indicativos de radioaficionado.

En el transcurso del ejercicio se utilizó el tablón abierto de mensajería para emergencias civiles del Departamento de Defensa (APAN, All Partners Access Network). El Jefe de Operaciones del Army MARS, David McGinnis, se encargó de la coordinación de flujos de información hacia el Departamento de Defensa y el Mando del Pacífico utilizando dicha herramienta.

Durante las operaciones del ejercicio, se observaron algunas interrupciones en el tráfico de mensajes provocadas por otros radioaficionados que buscaban contactar con Nepal, ya que se trata de un país que raramente está en el aire en las bandas de radioaficionado. Este problema se minimizó recurriendo al empleo de indicativos abreviados y por el hecho de que se tuvo una dependencia casi exclusiva de la transmisión de datos digital durante el ejercicio. No obstante, las estaciones “cazadoras del DX” volvieron a aparecer durante los breves periodos de tiempo en los que fue posible la transmisión de fonía.

Fuentes:

Share Button

Informe sobre el Clima Espacial de la Real Academia de Ingeniería del Reino Unido

La Real Academia de Ingeniería del Reino Unido acaba de publicar en febrero de 2013 un informe titulado “Clima Espacial Extremo: Impacto en Sistemas de Ingeniería e Infraestructura”, en el que se analizan desde el punto de vista de la ingeniería los posibles impactos de una supertormenta solar en la red eléctrica, los sistemas satélite, aeronaves, sistemas de radionavegación y sistemas de radiocomunicaciones, entre otros. El informe, que se centra sobre todo en las posibles repercusiones de un evento de este tipo en el Reino Unido, puede descargarse en su versión original en inglés aquí: “Extreme Space Weather: Impact on Engineered Systems and Infrastructure”.

A continuación se ofrece una traducción al español de los puntos clave y de las recomendaciones que se incluyen en el resumen ejecutivo del informe.

SW_Lanzerotti

PUNTOS CLAVE

Entorno de una supertormenta solar

Las estadísticas sobre la recurrencia de un evento de magnitud e impacto similares a un evento Carrington son escasas, aunque se están mejorando. Varios estudios consideran razonable un periodo de recurrencia de un evento de este tipo cada 100 ó 200 años y en este informe se realizan valoraciones del impacto de ingeniería basadas en un evento de esta magnitud con el citado periodo de retorno. Si estudios posteriores demuestran que pueden ocurrir eventos más severos -quizás en una escala de tiempo mayor- se debería realizar un cambio radical en las valoraciones del impacto de ingeniería. El citado periodo de 100 años no debe ser un motivo para ignorar tales riesgos.

Red eléctrica

El caso peor más razonable podría tener un impacto significativo en la red eléctrica nacional. Las simulaciones indican que alrededor de seis grandes transformadores de red en Inglaterra y Gales y otros siete transformadores en Escocia podrían quedar dañados por perturbaciones geomagnéticas y puestos fuera de servicio. El tiempo de reparación oscilaría entre semanas y meses. Adicionalmente, las estimaciones actuales indican la posibilidad de interrupciones de algunas horas en el suministro eléctrico local. Dado que la mayoría de los nodos disponen de más de un transformador, no todos estos fallos conducirían a un evento de desconexión. No obstante, el análisis de la red nacional indica que en torno a dos nodos en Gran Bretaña podrían quedar desconectados.

Satélites

Algunos satélites pueden quedar expuestos a entornos sobre los niveles de especificación típicos, incrementándose de este modo las tasas de fallos microelectrónicos y creándose riesgos de carga electroestática. Debido a la multiplicidad en el diseño de los satélites utilizados actualmente, existe bastante incertidumbre sobre el comportamiento general de la flota de satélites, aunque la experiencia adquirida durante tormentas más pequeñas indica que se puede anticipar un cierto grado de interrupción en los servicios por satélite. Afortunadamente, se espera que tanto la propia naturaleza conservadora del diseño de satélites como su diversidad limiten la escala del problema. Nuestro mejor juicio de ingeniería, basado en la tormenta de 2003, es que hasta un 10% de los satélites podrían experimentar fallos temporales con una duración comprendida entre horas y días como resultado de un evento extremo, pero es poco probable que estos fallos se extiendan uniformemente por toda la flota, dado que algunos diseños de satélites y constelaciones serán inevitablemente más vulnerables que otros. Adicionalmente, las dosis significativas de radiación acumulada podrían causar el envejecimiento rápido de muchos satélites. Los satélites muy antiguos podrían comenzar a fallar inmediatamente después de la tormenta, mientras que los más modernos sobrevivirían al evento pero con expectativas de mayores riesgos durante tormentas posteriores más moderadas. Consecuentemente, tras una tormenta extrema, todos los propietarios y operadores de satélites necesitatán evaluar cuidadosamente la necesidad de lanzar satélites de repuesto con anterioridad a sus planes iniciales, con el objetivo de mitigar el riesgo de fallos prematuros.

Seguridad de pasajeros y tripulaciones de aeronaves

Los pasajeros y las tripulaciones en vuelo durante un evento extremo podrían quedar expuestas a una dosis adicional de radiación estimada en hasta 20 mSv, valor que excede significativamente el límite anual de 1 mSv de exposiciones planificadas para el público general, siendo el triple de la dosis recibida por una persona en un escáner de pecho. Dichos niveles implican un incremento del 1 por 1000 en el riesgo de cáncer para cada persona expuesta, aunque este hecho ha de considerarse en el contexto del riesgo de cáncer durante toda su vida, que está en torno al 30%. No se espera disponer de métodos prácticos de predicción a corto plazo, dado que las partículas de alta energía más preocupantes llegan a velocidades próximas a la de la luz. Se precisan mejores métodos de monitorización a bordo de las aeronaves para mejorar tanto la mitigación como los análisis posteriores a los eventos. Se considera que un evento de este tipo generaría una preocupación considerable entre la opinión pública.

Sigue leyendo

Share Button

Estación de comunicaciones “León” de la Unidad Militar de Emergencias


La Estación “León” es la estación de comunicaciones de los Puestos de Mando Desplegables de la Unidad Militar de Emergencias y permite al Jefe de Compañía el control táctico del personal y de los medios encuadrados en su Compañía.

Vídeo publicado en Youtube por el Ministerio de Defensa, en el que se explica la composición de la Estación.

Share Button

Plan Estatal de Protección Civil ante el riesgo de inundaciones

En el BOE de hoy (01/09/2011) se publica la Resolución de 2 de agosto de 2011, de la Subsecretaría, por la que se publica el Acuerdo del Consejo de Ministros de 29 de julio de 2011, por el que se aprueba el Plan Estatal de Protección Civil ante el riesgo de inundaciones.

En el plan se consideran todas aquellas inundaciones que representen un riesgo para la población y sus bienes, produzcan daños en infraestructuras básicas o interrumpan servicios esenciales para la comunidad, ya sen debidas a precipitación «in situ», escorrentía, avenida o desbordamiento de cauces, o rotura u operación incorrecta de obras de infraestructura hidráulica.

El plan indica que en el caso de inundaciones generadas por procesos tormentosos fuertes o muy fuertes, las informaciones en tiempo real de la Agencia Estatal de Meteorología basadas en los sistemas de observación como satélites, radares, estaciones automáticas y detectores de rayos, deberán tener especial protagonismo.

Planes de Actuación

La Directriz Básica de Planificación de Protección Civil ante Riesgo de Inundaciones indica en su apartado 3.3.3.6. que en el
Plan Estatal quedarán estructurados una serie de Planes de Actuación para su aplicación en emergencias de interés nacional o en apoyo a los planes de Comunidades Autónomas. Entre estos planes tendrá que elaborarse el plan de rehabilitación de emergencia de las telecomunicaciones, que tiene por finalidad, por un lado, restablecer los sistemas y redes de telecomunicaciones que hayan sufrido daños y se haya mermado en su operatividad y, por otro, dar un refuerzo extraordinario cuando las infraestructuras y medios existentes hayan quedado insuficientes.
Para este plan se fijan como organismos participantes: Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (Coordinador), Ministerio del Interior, Ministerio de Defensa, Departamento de Infraestructura y Seguimiento para Situaciones de Crisis y Ministerio de Fomento.

Telecomunicaciones y Sistemas de Información

En el Anexo IV del Plan Estatal se especifican los recursos de telecomunicaciones y sistemas de información adscritos al mismo:

1. Telecomunicaciones para la dirección y coordinación de las operaciones de emergencia.

En este apartado se hace referencia a la arquitectura de las telecomunicaciones en emergencias de interés nacional. En el caso de una emergencia declarada de interés nacional en la que no se puedan emplear los medios sobre infraestructura fija
por haber sido dañados o inutilizados, los nodos a emplear serán los que actualmente dispone la UME y los medios de telecomunicaciones desplegables, tanto de la Administración General del Estado como de las Administraciones de las Comunidades Autónomas y otros organismos y empresas relacionados con la gestión de emergencias.

2. Telecomunicaciones para la gestión del comité estatal de coordinación (CECO).

El Comité Estatal de Coordinación, a través de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, debe estar relacionado permanentemente, mientras dura la situación de emergencia, además de con la Dirección Operativa, con los Centros de Coordinación Operativa Integrados constituidos en Comunidades Autónomas no afectadas. Tales comunicaciones, aunque no con los problemas derivados de la posible destrucción de instalaciones fijas, pueden verse dificultadas por sobrecargas de uso que es preciso prever y solventar mediante la utilización de un sistema de telecomunicaciones específico. Con tal finalidad se dispone del Sistema integral de comunicaciones de emergencia vía satélite de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias (RECOSAT).

3. Red Radio de Emergencia.

La Red Radio de Emergencia (REMER) es un sistema de comunicaciones complementario de las otras redes disponibles. Está constituida mediante una organización estructurada en el ámbito territorial del Estado e integrada por los radioaficionados que prestan su colaboración a los servicios de protección Civil de la Administración General del Estado al ser requeridos para ello, cuando circunstancias excepcionales lo justifiquen y una vez seguidos los protocolos de activación establecidos por la misma.

4. Red Nacional de Emergencias (RENEM).

La Red Nacional de Emergencias (RENEM) es un Sistema de Sistemas de Información y Telecomunicaciones que integra sistemas de información y telecomunicaciones pertenecientes a organizaciones nacionales de la Administración General del Estado (AGE), las Comunidades Autónomas (CCAA) y corporaciones privadas a cargo de infraestructuras críticas del Estado. La RENEM tiene como misión asegurar el intercambio de información relevante para la gestión y coordinación de las emergencias de cualquier tipo, incluyendo las inundaciones, en España.

Share Button

Aprobado el Protocolo de Intervención de la Unidad Militar de Emergencias

El Consejo de Ministros ha aprobado el Protocolo de Intervención de la Unidad Militar de Emergencias, que establece cuáles son las causas y mecanismos de intervención de esta unidad ante situaciones de emergencia, grave riesgo, catástrofe u otras necesidades públicas.

El citado protocolo se describe en el Real Decreto 1097/2011, de 22 de julio, por el que se aprueba el Protocolo de Intervención de la Unidad Militar de Emergencias, publicado en el Boletín Oficial del Estado con fecha 26 de julio de 2011.

En lo relativo a las telecomunicaciones de emergencia, el protocolo de intervención de la UME establece lo siguiente:

  • Con el fin de que la UME pueda cumplimentar satisfactoriamente las misiones asignadas, la Administración General del Estado le facilitará el acceso a las redes y sistemas de alerta y emergencias existentes.
  • Con el mismo objetivo, el Ministerio de Defensa suscribirá con las comunidades autónomas los acuerdos de colaboración necesarios para el acceso de la UME a sus redes de alerta y emergencia.

Fuentes: Europa Press, Boletín Oficial del Estado – RD 1097/2011 de 22 de julio.

Share Button

Riesgos derivados del Clima Espacial

El clima espacial define la interacción del Sol, física y magnéticamente, con todos los objetos del Sistema Solar. Esta actividad presenta una pauta de repetición cíclica, con valores máximos y mínimos, de aproximadamente 11 años. En la época de máximos los efectos físicos y magnéticos sobre los dispositivos eléctricos y electrónicos pueden tener un impacto significativo, incluso provocar serios daños. Este tipo de eventos se clasifican según su ocurrencia e impacto como baja frecuencia / alto impacto (LF/HC, Low-Frequency/High-Consequence).

He publicado en la web el informe que presenté en noviembre de 2010 a la Dirección General de Protección Civil y Emergencias (DGPCE), con motivo de las Jornadas Técnicas sobre Clima Espacial.

Se presenta una breve caracterización del clima espacial y se analizan los riesgos para las personas y para diversos sistemas tecnológicos. Tambien se describen los sistemas de observación y alerta temprana disponibles actualmente en diversos países.

Enlace: Riesgos derivados del Clima Espacial (Ismael Pellejero).

Share Button

Segundas Escuelas Prácticas CIS de la UME

Uno de los pilares sobre los que se crea la UME es la capacidad de llevar a cabo el Mando, el Control y la Coordinación de una emergencia de interés nacional. Para ello se diseña un sistema colaborativo, flexible, robusto y redundante que asegura el enlace independientemente del lugar donde se produzca el incidente y que permita mantener la comunicación con cualquiera de los organismos que trabajan en el mundo de las emergencias en España, sin importar la tecnología que lo sustente.
Este sistema se basa en una red de telecomunicaciones montada sobre centros fijos y desplegables, en sistema de mando y control propio de la UME, denominado Sistema Militar Integrado de Gestión de Emergencias (SIMGE). Y un ambicioso proyecto que es la Red Nacional de Emergencias (RENEM), que permitirá el intercambio de información en tiempo real entre todos los servicios de emergencias de las administraciones públicas.
Desde el pasado día 15 de noviembre y hasta el 19 del mismo mes, en las instalaciones del Cuartel General de la UME, en su sede de la Base Aérea de Torrejón, se desarrollaron unas jornadas sobre los Sistemas de Telecomunicaciones e Información que utilizan los integrantes del mundo de las emergencias en España.

En estas Escuelas participaron, con diversa representación, 12 Comunidades y Ciudades Autónomas, varias de ellas con sus Puesto de Mando Avanzado, Consejo de Seguridad Nuclear, Centro de Satélites de la Unión Europea, Ayuntamiento de Madrid, Ejércitos de Tierra, Armada y Aire, Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado, Cruz Roja, así como 17 empresas, públicas y privadas, del ámbito de las tecnologías de la información y las comunicaciones, (AMPER, EADS, GAROFOLI, GMV, HISDESAT, IECISA, INCLAM, INDRA, RED IRIS, SARA, SATLINK, SIEMENS TECOSA, TAISA, TECNOSYLVA, TELEFÓNICA, UNITRONICS, IACTIVE).
Con estos ejercicios se busca el incrementar el mutuo conocimiento de los medios tecnológicos de comunicación para, llegado el caso, saber con antelación suficiente los requerimientos y asegurar la interoperabilidad, fomentar la colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado y, finalmente, aumentar la coordinación con Organismos Externos al Ministerio de Defensa relacionados con el mundo de las emergencias.
El programa de actividades previsto, se ha desarrollado con la puesta en escena de diversas pruebas técnicas de modos de trabajo de satélites, recepción de imágenes desde helicóptero, video conferencias entre el Cuartel General de la UME y Comunidades Autónomas, integración radio con Melilla y la Universidad de Cádiz, integración entre los Centros de Coordinación Operativa de las Comunidades Autónomas y los Centros de Operaciones de los batallones de la UME.
Al mismo tiempo que se despliegan estas acciones, se imparten varias conferencias y talleres sobre temas relacionados y se muestran los últimos avances habidos en este campo con una exposición de medios y stand de empresas.
Estas Escuelas han contado con la presencia, entre otras, de autoridades civiles como la Directora de Salud y Socorro de Cruz Roja Española; el Jefe de Bomberos de la Comunidad Autónoma de Madrid; Director General de Protección Ciudadana de la Comunidad de Castilla la Mancha; Consejera de Medio Ambiente y el Director del 112 de la Ciudad Autónoma de Ceuta; Subdirector de Emergencias del Consejo de Seguridad Nuclear; Director General de Protección Civil de Murcia; Director General de Protección Civil de la Ciudad Autónoma de Melilla y el Subdirector General de Servicios Técnicos y Telecomunicaciones del Ministerio de Defensa.
Igualmente, de la Comunidades Autónomas han asistido el 112 de Canarias, 112 de Madrid, 112 de Extremadura, Castilla la Mancha, Andalucía (INFOCA y 112), 112 de Ceuta, 112 de Murcia, 112 SOS DEIAK (País vasco), Agencia Gallega de Emergencias y Ayuntamiento de Madrid.

Fuentes: Ministerio de Defensa, Europa Press.

Share Button

Ejercicio conjunto de DARES con el Ejército holandés

El Servicio de Emergencias de Radioaficionados de Holanda (DARES, Dutch Amateur Radio Emergency Service) participó en el ejercicio combinado “Reto Civil” con el Ejército holandés, entre los días 22 y 24 de junio de 2010. La misión de DARES fue establecer un enlace de email entre los puntos de presencia del Ejército en Vught y Budel, además de establecer una red LAN en Budel. Se crearon 6 cuentas para utilización del email táctico, una en Vught y cinco en Budel.

La estación en Vught fue operada por PA3GJM y PE1RCA, mientras que PA7RHM, PE2CVF, PE1RNT y PA0LSK estuvieron activos en Budel. Para llevar a cabo el enlace de email se utilizó el sistema Winlink. También se utilizaron gateways de packet ya existentes, gateways nuevos y gateways temporales montados expresamente para el ejercicio.

Durante el ejercicio, DARES tuvo la oportunidad de impartir tres clases magistrales, con un total de 20 participantes, en las que se explicaron y demostraron los conceptos operativos de utilización del sistema Winlink en VHF/UHF. También fue una oportunidad para chequear los nuevos módems del tipo TNC-X. Los resultados del esfuerzo de DARES se incluyeron en un informe de evaluación que será revisado próximamente por el Ejército.

Desde el punto de vista de DARES, se demostró la capacidad de proporcionar un sistema de email robusto. El sistema funcionó correctamente durante los tres días. En el último día del ejercicio, se solicitó a DARES el establecimiento de una estación móvil de Paclink en Oosterhout, cerca de Breda, tarea de la que se encargaron con éxito PE1RCA y PE1RNT.

En líneas generales, el ejercicio fue un éxito y las TNC funcionaron correctamente. El próximo mes de Septiembre DARES participará en otro ejercicio con el Ejército.

Fuente: DARES.

Share Button

CANASAR 2010: Simulacro de accidente aéreo en la isla de Fuerteventura

El Servicio de Búsqueda y Salvamento (SAR) en Canarias, compuesto por el 802 Escuadrón de Fuerzas Aéreas y el Centro Coordinador de Salvamento de Canarias, realizó el pasado 21 de junio de 2010 un simulacro de accidente aéreo en la isla de Fuerteventura.

La emergencia se planteó en base a un supuesto accidente de un avión comercial que volaba desde Gran Canaria a Fuerteventura y se desarrolló en la playa de Tarajalejo.

Se activaron los medios de salvamento que el Ejército del Aire dispone en las islas y se alertó a los diferentes organismos de seguridad y emergencias ubicados en Canarias. Contó con la participación de unas 400 personas y un importantísimo despliegue de aviones, helicópteros, embarcaciones y medios terrestres pertenecientes a la totalidad de organismos dedicados a labores de seguridad y emergencias en el archipiélago canario.

Activada la fase de DETRESFA (posibilidad alta de accidente), el ACC Canarias comunicó inmediatamente al RCC Canarias (Centro Coordinador del SAR) la última posición conocida de la aeronave. Poco después, y enviada por el satélite SARSAT-COSPAS a través de la Estación Espacial de Maspalomas, se recibió en el RCC el aviso de activación de baliza (señal de emergencia), confirmando la alarma y señalando con exactitud el lugar donde se ha producido el accidente.

A partir de este momento, el escenario ya queda establecido  y los hechos se suceden de forma aleatoria, como si de un hecho real se tratase. Paralelamente al escenario del siniestro y como novedad en este tipo de simulacros, el Aeropuerto de Fuerteventura puso a prueba su capacidad de reacción y atención ante la llegada de familiares de las supuestas víctimas.

Los organismos e instituciones que han participado en el simulacro son los siguientes: Cruz Roja, Dirección General de Seguridad y Emergencias de la CC.AA. de Canarias, con el CECOES 112 y Grupo de Emergencias y Seguridad (GES), Servicio de Urgencias Canario (SUC), Salvamento Marítimo, AENA, Aeropuerto de Fuerteventura, Centro de Control de Tránsito Aéreo de Canarias (ACC Canarias), Cabildo Insular de Fuerteventura, todos los Ayuntamientos de la Isla (con su Policia Local, Protección Civil y Bomberos), Policía Nacional, Guardia Civil, Protección Civil de la Delegación del Gobierno en Canarias con su Red Radio de Emergencia “REMER”, Hospital General de Fuerteventura y Centro de Salud de Gran Tarajal, la Estación Espacial de Maspalomas (SARSAT-COSPAS), la Comisión de accidentes de Aviación Civil (CIAIAC) y la Escuela Taller de Seguridad y Emergencias “Henry Dunant”

El simulacro permitió evaluar la capacidad de reacción de los medios SAR y el grado de coordinación entre instituciones en el desarrollo de las operaciones de salvamento dirigidas por el RCC Canarias.

Fuentes: Ejército del AireAviación Digital.

Share Button

EADS presenta un prototipo de terminal de radiocomunicaciones móviles TETRAPOL de alta velocidad

EADS Defence & Security (DS) presentó un prototipo compacto y móvil de radiocomunicaciones protegidas TETRAPOL de alta velocidad, que pertenece a su nueva familia de redes móviles mediante protocolos IP para usos militares, a la que se le ha dado la denominación Milicor. Combina las tecnologías de TETRAPOL y la banda ancha y tiene por objeto encargarse en un área temporal de operaciones de comunicaciones de voz y datos, así como de la conexión de aplicaciones de transferencia de datos de alta velocidad. Su diseño robusto está perfectamente adaptado a las duras condiciones en las que trabajan las fuerzas y su formato compacto hace sencillo su despliegue o incorporación a los vehículos.

Las redes de radio IP móviles militares Milicor ya han sido utilizadas durante diversas operaciones de la OTAN en Kosovo y en Afganistán, por parte de fuerzas británicas, alemanas, francesas y españolas. En particular, desde el primer trimestre de 2010 está en servicio en Kabul una red expedicionaria de telecomunicaciones PTN (Projectable Telecommunication Network) con la Gendarmería francesa, en el contexto de una misión de formación de las fuerzas de Policía afganas. La burbuja temporal de radio hace posible ofrecer servicios cifrados de voz y datos a varios miles de usuarios en una superficie de 5.000 km².

Fuentes: Defensa.comEADS

Share Button